mirarse con asombro mutuo

 

Antes del tiempo de Navidad, se pasó por Armenteira nuestra amiga y escritora Mª Paz López Santos y aprovechamos su estancia entre nosotras para que nos hiciese una presentación “en mesa camilla”, de su nuevo libro Misión compartida ¿Unidos o hundidos? Laicos, monjes y pobres.

Como ella misma explica, una banqueta no se sostiene con dos patas, si no con tres, entonces, más allá de los dos grupos eclesiales -el de los laicos y el de los religiosos-, también existe un tercer colectivo cristiano, los invisibles y omnipresentes pobres. La estabilidad de esta banqueta -que es la iglesia-, depende de la síntesis experiencial de estas tres realidades, una síntesis que la autora empezó a “encarnar” hace once años  y que ahora nos relata de un modo  cercano y atrayente. Aunque nos cuenta  esta su aventura muy personal e integral entre el mundo laical, monástico y de los pobres, Mª Paz  se ha visto apoyada y acompañada –como oración continua que alienta la vida de los monjes y monjas-, por  su marido, Jesús Morente, hombre entrañable, dulce y de mirada límpida.

La obra aparece enmarcada en la sabiduría del monacato cisterciense del siglo XX, con una frase de T. Merton al inicio y otra del hermano Christophe del monasterio de Tibhirine (Argelia) que murió mártir en el año 1996. Y entre ambas  podemos escuchar directamente el texto

No tienes que hacer nada, solo estar. No te piden nada, tangible: ni tu dinero, ni tus ideas organizativas, ni siquiera tu bienintencionado trabajo. A lo mejor solo te están pidiendo que entres en esa realidad con respeto, en silencio, abriéndote al encuentro.

¿En qué realidad nos invita la autora a “entrar”? ¿En la vida monástica, en un hogar de acogida o a desplegarnos en lo cotidiano como personas cristianas? Quizás este libro nos quite miedos y barreras para mirarnos a los ojos con asombro mutuo y saborear en comunión el mensaje de Jesús. Seguro, que así su sabor, es tan dulce como el  de la granada que ilustra la portada de esta “jugosa” obra.

filocalía de los padres népticos

filocalia

Acaba de ser publicado el tomo primero de una nueva versión en castellano, de la Filocalía, por la editorial Monte Casino, perteneciente a la Comunidad de Benedictinas de Zamora. El libro ha sido introducido y traducido por el padre cistericense Juan María de la Torre, de Oseira (Ourense). Arduo trabajo de gran conocimiento de la Patrística, del griego antiguo y de exégesis bíblica, junto con mucha paciencia y dedicación y cariño hacia la realidad monástica.

La obra titulada “Filocalía de los padres népticos”, será presentada por la hermana Paula Téllez, de nuestro monasterio y tendrá lugar en Pontevedra el día 14 de este mes, a las 20,00 h, en la “Casa das Campás”.

Filocalía significa amor a la belleza, y es que para los habitantes  del desierto de Egipto (s IV) – en un primer momento-, y para los monjes del monte Athos (Grecia) – diez siglos después (s XIV)-, la práctica del silencio de la mente y del corazón – para los primeros-, y  la oración de Jesús -para los segundos-, era fundamental para alcanzar lo más bello y lo más bueno: la unión con la Belleza divina e increada o el amor de Dios como fuente de todas las cosas bellas.

Nos encontramos en las mismas raíces del monacato cristiano, cuando ermitaños y anacoretas, poblaban los desiertos de Egipto, Siria, Palestina y la península del Sinaí. Aquí nació la gran desconocida tradición hesicasta, es decir, la oración basada en el silencio y acompañada de la respiración. Sí, parece que esto es más propio de la sabiduría Zen que del cristianismo, pero al principio no fue así, de hecho, el Zen se inicia en China cuando la gran era de los Padres del Desierto se aproximaba a su fin en Egipto.

¿A ver si adivinas a quién pertenecen estos textos, a los padres de la Filocalía o autores actuales?

Fijos en las palabras escuetas de la ora­ción y únicamente en ellas; no admiten nada más, ni del exterior ni del interior, para mantener así la mente absolutamente sin forma y límpida.

La sobriedad solo puede venir de dentro.

No te figures la divinidad en tu oración y no permitas a tu mente que reciba la impronta de cualquier forma, sino permanece inmaterial en presencia de lo inmaterial; y entonces comprenderás.

Si quieres saber el resultado, anímate a venir a su presentación. Seguro que huele muy bien,mmm…, entre tanto jabón de Navidad ¡¡

transparentando a thomas merton

curso-cao

 

A las 16,30 h empezamos el curso con Merton. Así  anunciaba proféticamente Ana, nuestra superiora, que íbamos a disfrutar de la sabiduría de Thomas Merton  y de su espíritu, a través de nuestro amigo y sabio profesor, Ramón Cao Martínez. Ramón, tiene el don de hacerse transparente, dejarse traspasar por la persona de Tom y comunicarnos las reflexiones del monje de Getsemaní  – en esta ocasión sobre la muerte-, iluminadas por su amplio saber literario y  su exquisito conocimiento de la trayectoria vital del trapense.

Aparentemente, el tema es un poco tétrico, pero solo en apariencia, pues compartir comunitariamente sobre la muerte, nos ayuda a vivir. Así de simple y real, en un solo verso nos lo sintetiza el poeta y maestro zen, Rafael Redondo

No te mueras sin vivir, no vivas sin morir

Para Tom, como cordialmente llama Ramón Cao a Merton, la muerte no viene de fuera, no es un acto pasivo, sino un acto de plena consciencia y analiza lúcidamente que significa que sea el “fin de la vida”,  no entendido éste como terminación, ruptura o acabamiento de la existencia, sino como su meta u objetivo. Así termina el ensayo del cisterciense que comentamos sobre la muerte

La muerte conduce a la vida a su meta. Pero la meta no es la muerte, la meta  es la vida perfecta.

El biófilo -amante de la vida- maestro Ramón contaba con una alumna aventajada, su mujer Teresa, que también participó como una hermana más en las jornadas. Y el dorado  de las hojas, en esta semana tan mertoniana, vino acompañado por nuestras amigas de Madrid –Mercedes, Mª Carmen y Dorita-, que también en su transparente presencia, nos ayudaron a envolver jabón,  participaron en la liturgia y disfrutaron de sus acostumbrados paseos otoñales por la ruta de los molinos.

 

los-3-angeles

 

Los pasajes evangélicos de estos últimos días del año litúrgico, con su tono apocalíptico, el campanario  tocando a muerto alguna tarde y, la lluvia y la niebla envolviendo la piedra del monasterio, crearon una atmósfera apropiada, solo nos faltó que se apareciera la “Santa Compaña”, que algunas noches deambula por el cenobio.

prados, ríos, arboredas

User comments

 

“Prados, ríos, arboredas”,…..Así canta la poetisa gallega Rosalía de Castro, en su poema Adiós ríos, adiós fontes, rememorando la Naturaleza celta de su aldea. Y de arboledas se trata,  en esta semana que hemos comenzado una limpieza de la carballeira (robledal) del monasterio. Algunos eucaliptos habían crecido demasiado y peligraban el cementerio y la fábrica nueva de jabones. Todo un arte, el de derribar árboles, cuidando no dañar las especies nobles vecinas. Cada vez que cae uno de estos “gigantes” de la Naturaleza a alguna hermana se le encojen las entrañas, mientras que a otra el sonido de la motosierra y el trabajo entre la madera le resulta muy familiar.

Evoquemos a San Bernardo

El árbol de la vida únicamente está en el paraíso, y no es posible hallarlo fuera. Allí hunde sus raíces; allí está su lugar; allí extiende sus ramas y da fruto.

No hay nada que temer, el árbol de la vida sigue en pie, como nuestra ancestral carballeira, salpicada de castaños, acebos, alisos, tejos,….., y las primeras setas ¡¡¡.

el claustro camina cara a Compostela

peregrino-portugal

 

Tiempo de vendimia en el valle del Salnés y parece que a los peregrinos les gusta el albariño, pues han pasado por nuestro monasterio un grupo de Valencia, otro de Portugal, italianos, norteamericanos y hasta do Brasil. Los monjes de la Armenteira trajeron el carisma cisterciense a las faldas del monte Castrove y también las uvas de la Borgoña francesa de la que se elabora el preciado caldo gallego. Y por eso se llama albariño, porque al Císter se le conoce también como la Orden de los monjes blancos, por vestir cogulla blanca o de color albino y de ahí “albariño”.

Con el grupo de peregrinos“Camino del alma”, de Denia , iniciamos estos días muy compostelanos, celebrando el envío de estos caminantes del alma, entregándoles el bastón,  la vieira y el libro de ruta, en una atmósfera emotiva y  profunda, que hizo a las hermanas, también peregrinas.

 

vieira-borras

 

 

Este fluir de peregrinos de distintas nacionalidades hizo posible, que celebráramos la jornada de la Paz, convocada por el Papa Francisco y todos los líderes religiosos del planeta, el pasado día 20 de este mes, en Asís, de una forma más universal o católica –eso significa católico, universal-.

 

 

paloma-de-la-paz

 

Y en una muy especial comunión con el fundador de “Pueblo de Dios” y padre del grupo “Brotes de olivo”, Vicente Morales, que participó al día siguiente, 21 de Septiembre, en una reunión que tuvo lugar en nuestra casa, sobre cómo trabajar por la unidad de la Iglesia, escuchando ese anhelo desde el corazón y llevándolo a la vida desde la esencia del Evangelio. Su hijo Chito Morales, nos deleitó con algunos de los cantos de Brotes de olivo; su potente voz y los acordes orantes de su guitarra, resonaban en el claustro como la Presencia de Dios.

 

chito-morales

 

 

También tuvimos música el día que se alojaron en el monasterio nuestros amigos y peregrinos lusitanos. Entonaron varias canciones durante la eucaristía, acompañados de un pequeño instrumento, como una guitarrita, llamado “cabaquiño”, para terminar con un canto a la Virgen, al más puro estilo del fado portugués, que traspasaba el alma. La Virgen María estuvo a punto de salirse del icono de la capilla para abrazar a Rui y agradecerle su voz y sentimiento.

Ya lo decía el libro del Eclesiastés: todo camina, el viento, el sol y hasta los ríos caminan hacia el mar. Y cuando llegan a su puesto vuelven a caminar (Ecl 1,5-7).

Y las Rías Baixas caminan cheas de ledicia (llenas de alegría) cara a Compostela, por el paso de tanto peregrino.

¡Un brindis con albariño: ultreia –suseia!

edith stein: mi anhelo por la verdad era ya mi oración

Juan M2

 

Durante el verano, el monasterio se ha convertido en un centro místico-cultural, pues pudimos participar de dos momentos artísticos y  espirituales. Una tarde nos acompañó el profesor y monje cisterciense de Oseira (Ourense), Juan María de la Torre, por el claustro y la iglesia, recorriendo sus distintas estancias y descubriendo en ellas, la belleza de la arquitectura del Císter, fundamentada en la luz y la sonoridad. Edificación en roca, allá por el sigloXII, toda ella marcada por una gran funcionalidad y una esencia cristológica. Aún hoy se puede escuchar a través de la piedra, la oración  de tantos monjes, que moraron en este claustro, desde entonces.

 

Juan M1

Y también tuvimos el regalo de un pequeño gran concierto de guitarra a cargo del maestro Tony D´Arco, que interpretó bellas piezas del Renacimiento español e inglés –entre otras-, para terminar con un original preludio del compositor brasileño Heitor Villa-Lobos. Los dedos del maestro, recorrían las cuerdas del instrumento, dotados de vida propia y, en vez de una sola guitarra, parecía que estábamos escuchando como poco, un cuarteto.

 

 

Tony d´arco

 

¿Qué tal si preparamos unos salmos al son de la guitarra?……  seguro que ello nos lleva hacia la Verdad, como lo expresaba la gran mística que hoy celebra la Iglesia: Edith Stein

Mi anhelo por la verdad era ya mi oración

Escribía esta mujer buscadora de la verdad a través de la filosofía, en un primer momento, para desembocar más tarde en “el puerto de la voluntad de Dios”, según ella misma dice cuando se dirige a ingresar en el Carmelo de Colonia en el año 1933.

Sta Teresa Benedicta de la Cruz, será el nombre que adopte como carmelita, en una triple evocación: a Sta Teresa de Ávila, cuya autobiografía le fascina y después de leerla escribe: “Cuando cerré el libro exclamé: esta es la verdad”; evoca también a la espiritualidad benedictina, de la que bebe en el monasterio de Beuron, durante seis años antes de entrar en la Orden Carmelitana; y evoca, finalmente, a la cruz, tan presente en su vida –dos guerras mundiales-, hasta morir  mártir, en la cámara de gas de Auschwitz,  junto a su hermana Rosa, el mismo día de su llegada al campo de concentración.

El rostro de Dios nos llega en verano…

San Juan de Dios

 

Rostros nuevos y viejos que aparecen por nuestra casa enriqueciéndonos la vida.

Una visita entrañablemente inesperada nos sorprendió hace unos días. Este especial grupo de peregrinos  residentes, voluntarias y personal   del Albergue Santa Maria de la Paz,  que los Hnos. de San Juan de Dios tienen en Madrid,  quisieron compartir con nosotras el abrazo que habían recibido del Santo.

Gente a la que el alma se le asoma por los ojos,  gente harta de andar sola, sin techo ni hogar, sin más futuro que el minuto siguiente.

Rostros que nos hablan de Dios, que a pesar  del dolor y el sufrimiento grabados en sus huellas, una semilla de vida florece desde la adversidad.

Rostros de la calle llenos de coraje,  valentía, superación  y vida que un día quisieron agarrarse a esa mano tendida por los que se dan por amor a los que nada tienen, y que les dijo; “anda ven, levántate y anda” (Mt 9, 1-8). Esta es tu casa, este es tu hogar…

Rostros que llenaron nuestra casa del rostro de Dios.

Todo lo que hagáis por un de estos pequeños a mí me lo hacéis (Mt 25, 40)

 

 

50 años monxes de sobrado

50 años

 

El padre Domingo Cameselle, se encuentra actualmente haciendo el servicio de capellán en nuestra comunidad. Él y todos nuestros hermanos del Monasterio de  Sobrado dos Monxes (La Coruña) celebrarán este año el 50 aniversario de su fundación. Seguro que tienen mucho que contarnos sobre lo que escribe Thomas Merton

Hay que estar en el mismo lugar día tras día, ver amanecer desde la misma casa, escuchar los mismos pájaros, despertar cada mañana para caer en la cuenta de lo inagotablemente rica que es la “igualdad”. Es la bendición de la estabilidad, y yo creo que no resulta evidente hasta que no disfrutas de ella solo en una ermita. La vida habitual distrae de la vida en plenitud.

Aunque no hayamos tenido la experiencia de la soledad ermitaña del monje de Getsemaní, estamos todos invitados a participar de la jornada conmemorativa de los monjes de Sobrado y aprender así sobre la “bendición de la estabilidad”.

preparando la semana de estudios monásticos

SEM Junio 2016

 

Esta semana se han reunido en nuestro monasterio la Junta Directiva de la Semana de Estudios Monásticos, de España y Portugal, para preparar el encuentro del próximo año. En un ambiente cercano y de entendimiento entre los distintos componentes del grupo, se fueron perfilando los múltiples detalles de organización, teniendo presente la oración que la liturgia ofrece para estos días, donde habla de que Dios es nuestra fuente y nos concede su inspiración

Oh, Dios, fuente de todo bien, concédenos inspirados por ti pensar lo que es recto…

Entre reunión y reunión, cistercienses y benedictinos, compartieron nuestra liturgia, nuestra familiar acogida y una merienda cena de despedida con albariño y otros caldos da terra galega.

La comunidad creció por unos días y fue un aire fresco convivir con nuestros hermanos y hermanas a quienes nos une Jesucristo a través de la espiritualidad benedictina. Así pudimos vislumbrar por unos días lo que dice la Regla de San Benito

Nada absolutamente antepondrán a Cristo y que él nos lleve a todos juntos a la vida eterna (RB 72, 12)

una búsqueda atenta

Tulebras aula

 

Durante la semana pasada, la hna Ana y la hna Paula, participaron en la primera reunión de superiores y delegados cistercienses de España, preparatoria para el Capítulo General del año que viene. En el Capítulo General, se reúnen los abades y abadesas de la Orden del Císter de todo el mundo y ya desde sus inicios en el siglo XII, los cistercienses gozamos de este órgano colegiado para legislar y potenciar las diversas comunidades.

La asamblea española, tuvo lugar en el emblemático Monasterio de Tulebras (Navarra), primera comunidad femenina cisterciense de la Península, donde se ha desarrollado la vida monástica sin interrupción, desde el año 1157. Fecha en que la comunidad  se trasladó a este cenobio, después de haber llegado a la población de Tudela -proveniente de tierras francesas-, diez años antes, en 1147.

Tulebras claustro

Nuestras hermanas disfrutaron de la calurosa acogida de las monjas de Tulebras, así como de su cercanía y proximidad y, participaron de su sencilla y digna liturgia celebrada en la iglesia, donde cada piedra “cuenta” la historia, de esta comunidad de intrépidas cistercienses.

Tulebras iglesia

 

 

Ahora nos toca seguir profundizando en  lo trabajado, pero sobre todo vivir con alegría y con “una búsqueda atenta”, como decía la oración del 26 de Abril -festividad de San Isidoro de Sevilla-, día en que comenzó la Reunión de la Conferencia Regional Española (RE).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies