El Espíritu Santo “vuela bajo” y desde el suelo de nuestra capilla, sus dones alcanzan hasta el confín de la tierra.Siete llamas, siete dones compartidos en la Vigilia de Pentecostés:

1.-  Gracias Padre, pues por tu gran bondad nos ha dado la SABIDURÍA que procede de ti  y que está escondida en lo cotidiano de la vida, pero que vale más que el oro y la plata. OREMOS. Infúndenos Señor tu Espíritu.

2.-  Envíanos Señor la luz de la INTELIGENCIA,  no cómo la entiende el mundo, sino una inteligencia que se vuelve mirada compasiva y comprensiva hacia los demás y que nos abre el camino a la integridad. OREMOS. Infúndenos Señor tu Espíritu.

3.- Enciende en el vaso de barro de nuestro corazón, la llama del  CONSEJO, que ilumine nuestras acciones y decisiones y nos conceda la audacia y la profecía que hace nuevas todas las cosas. OREMOS. Infúndenos Señor tu Espíritu.

4.-  Que tu Espíritu se una a nuestro espíritu y lo colme de FORTALEZA para que nos ayude a caminar de baluarte en baluarte, acogiendo la vulnerabilidad como paso hacia la firmeza de la fe. OREMOS. Infúndenos Señor tu Espíritu.

5.-  Envuélvenos Creador del Universo con el soplo de la CIENCIA que nos libra de la ignorancia existencial y nos conforma con la imagen de Cristo impresa en nuestro interior y nos recuerda que nos has creado a imagen y semejanza tuya. OREMOS. Infúndenos Señor tu Espíritu.

6.- Como as pingas da choiva que enchoupan a terra, asi a PIEDADE enviada polo Espírito, molla o noso corazón, a modiño, enchéndoo de tenrura e fidelidade e facéndoo xerminar. OREMOS. Infúndenos Señor tu Espíritu.

7.-  Que o TEMOR DE DEUS,  nos faga acougar no seu colo de Nai, pois non é medo, senon misericordia e acollida; Ti non nos xulgas senon que  nos concedes espazo para ser e amar. OREMOS. Infúndenos Señor tu Espíritu.

¡¡Quédate con el don que más necesites en este momento de tu vida¡¡