camelia y agua

 

En esta época del año, en el monasterio, hay agua por todas partes y camelias por todas partes y…  poesía

Te traigo camelias de mi jardín,

para que te acompañen en el lecho,

y llenen de color tu dolor.

Tienen vida, tienen fuerza.

¡Respíralas!

Las camelias florecen en invierno,

del frío y del silencio de tu enfermedad,

brotará el amor.

Y cuando te recuperes,

podrás llevarle flores,

a otro `tú´.

Te traigo camelias… de mi jardín interior.

Y a los jardines de Sintra (Portugal), van a ir este fin de semana del 12 y 13 de Marzo, las hermanas Lourdes y Paula a participar en la exposición de camelias y orquídeas. Llevarán nuestros productos  elaborados a base de aceite de camelia, y podrán explicar su experiencia en el ámbito de la cosmética natural,muy en consonancia con el espíritu  de acogida y sanación de los monasterios benedictinos, a través de sus hospederías, hospitales y famosas boticas.

Mientras tanto, “oleremos” este pequeño vídeo de la Salve de las camelias. ¡Disfrútalo!