cantad al señor un cántico nuevo

Rimas retrato

 

Por este curso hemos dado por concluidas las clases de canto que desde hace dos años y medio nos imparte el profesor Rimas Zdanavicius. Rimas, es de Lituania, pero lleva muchos años en España y toda una vida dedicada a la música. Actualmente es el director del Coro Apóstol Santiago de Vigo y con su delicada pedagogía musical es capaz de sacar lo mejor de cada persona y, que ésta lo exprese a través de su voz. Los ensayos se convierten en momentos lúdicos para la comunidad, y así, la ejecución del canto en la liturgia va mejorando poco  a poco.

El Oficio Divino o liturgia de las  Horas tiene una dimensión cósmica, que consiste en unirse en la alabanza de la Creación, siguiendo el ritmo natural de la luz del sol. Cristo es el Sol que nace de lo alto y los cristianos, a través de las diversas oraciones, distribuidas a lo largo de una jornada, nos incorporamos al “canto del Universo”. Así de bello lo expresa Joseph Ratzinger, glosando a Mahatma Gandhi

Gandhi señala los tres espacios vitales del cosmos, cada uno de ellos con su propio modo de ser. En el mar viven los peces y callan; los animales de la tierra gritan; pero las aves cuyo espacio vital es el cielo, cantan. Lo propio del mar es el silencio; lo propio de la tierra, el grito; lo propio del cielo, el canto. Pero la persona participa en las tres cosas: lleva en sí la profundidad del mar, la carga de la tierra y la altura del cielo, y por eso le pertenecen las tres propiedades: el callar, el gritar y el cantar (…) La liturgia bien entendida nos devuelve a la profundidad y la altura, al silencio y al canto. La liturgia bien entendida se conoce en que es cósmica, no grupal. Canta con los ángeles. Calla con la profundidad expectante del universo. Y redime así la tierra.

Como dice San Agustín, quien canta ora dos veces, entonces ¿quién danza?…

 

Rmas coro

 

 

¡¡Gracias¡¡, Rimas, hasta el curso que viene y quizás incorporemos la danza a las clases de música .

¿qué hago?cultivar la vida

Jorge hesicasta

 

Por su aspecto de barbas largas y ojos profundos, podía ser un monje del Monte Athos (Grecia), pero no solo por eso, sino sobre todo por su búsqueda de Dios y por su amor al Silencio. Se trata de Jorge Costas Solla, un joven de Nigrán (Pontevedra), que ha estado en nuestra hospedería.

Jorge cultiva la tierra y hace pan, o mejor cultiva la vida como él dice, cuando le preguntan que a qué se dedica, pues

 la tierra me cultiva a mí y aprendo mucho  de la armonía de la Naturaleza, que es un reflejo de las dinámicas de mi interior.

 Además practica el silencio y la oración- según el más genuino abandono de Charles de Foucauld-,  y pertenece al grupo de Amigos del Desierto que anima Pablo d´Ors. Todo lo que Jorge recibe por las mañanas, meditando mientras ordeña sus cabras o trabajando su corazón cuando hace silencio, por las tardes lo da a los demás, ayudando en una residencia de ancianos, guiando un grupo de meditación o repartiendo los productos de su huerta.

Se vive receptivo, abierto, aceptando, perdonando -a sí mismo y a los demás-, bendiciendo. “Todo se me da”, exclama ahora, después de una larga travesía – desde su adolescencia hasta hoy-, en el comunismo y el anarquismo, y más tarde en la tradición hindú, para llegar al puerto de la persona de Jesús y volver a la Iglesia.

Jorge lleva una existencia sencilla y su mirada contemplativa le ha conducido a utilizar un método de agricultura desarrollado por el sabio japonés Fukuoka, que consiste en adaptar los cultivos a los ritmos naturales de la Tierra, sin forzarla, intercambiando vida entre el agricultor y las plantas y teniendo tiempo para pintar o escribir poesía.

Para Jorge  el hesicasta – se dice de quien practica y transmite el sosiego, la paz-, la contemplación es como “estar en casa” y utiliza lo mínimo las nuevas tecnologías, ¡eso que estudió un ciclo superior de informática!

A través de los ordenadores no hay presencia en las relaciones humanas.  Y lo mismo pasa con Dios: Dios es relación y si esa relación no existe, tampoco existe Dios.

sintra (portugal), lugar de ensueño

 

 

Hisilicon Balong

 

La genial monja benedictina del siglo XII, Hildegarda de Bingen, tan conectada a la Creación en sus visiones y excelente botánica, fue pionera de la Medicina natural, encontrando en la Naturaleza, remedios para las enfermedades del organismo. Ella decía que tenemos que

Cultivar la tierra sin descuidar el cielo

Es decir, cultivemos la tierra, cuidemos de ella, porque ella cuida de nosotros proporcionándonos salud, sin descuidar la parte espiritual de la persona.

Parece que el rey de Portugal Fernando II, otro genio creativo y amante de la Naturaleza, hubiese conocido a Hildegarda, pues construyó el Palacio da Pena y diseñó sus jardines, en donde se podía perder, para encontrarse consigo mismo.

Lourdes rezando

 

En Sintra, nuestras hermanas Lourdes y Paula se encontraron con gente muy acogedora y cercana de la organización de la Exposición de Camelias y Orquídeas. Y también disfrutaron de la presencia de nuestra amiga Isabel Blanco y parte del grupo de peregrinos portugueses, que todos los años pasan por nuestro monasterio, por la variante espiritual del  Camino portugués hacia Santiago. Allí estuvieron apoyándolas con su amistad y alegría, y colaborando en la venta de los productos.

Hisilicon Balong

 

Dentro del ciclo de conferencias programadas en la Exposición de Camelias y Orquídeas, la hermana Paula explicó en una breve y animada ponencia -que tuvo lugar en una de las magníficas salas del Palacio Nacional de Sintra-, el proceso de fabricación de los sabonetes (jabones).

Hisilicon Balong

 

Mientras tanto la hermana Lourdes se afanaba en practicar el portugués y con su mejor sonrisa ofrecía nuestros artículos, como antiguamente hacían los monjes, que salían del monasterio para ir a ferias y mercados a vender el fruto de su trabajo manual.

 

Lourdes vendiendo

 

En el camino de ida, parada y fonda en el “pequeño monasterio de madera”, donde viven nuestros amigos Mario y Emilia. De su cariñosa hospitalidad, nuestras hermanas fueron partícipes, yendo con ellos a recoger a una vecina  al médico y compartiendo una acción de gracias y mesa fraterna, con productos de su huerta. Y todo envuelto en el más delicado espíritu benedictino del ora et labora.

Mario y Emilia

 

Ya de vuelta, Paula y Lourdes, nos contagiaron su agradecimiento y bendición por todo lo vivido, y así nos disponemos a celebrar la Semana Santa. ¡Buen comienzo en este Domingo de Ramos¡

 

Monasterio y camelia

pepe rodier, una persona deslumbrada por dios

pepe rodier

 

Esta semana hemos tenido entre nosotras a Pepe Rodier, religioso –Hijo  de la Caridad– y sacerdote, que vive en Getafe (Madrid), en la parroquia de San Rafael. Pero en realidad, Pepe vive sumergido en el Evangelio que comparte con las personas humildes de su barrio. En la calle está su evangelio, donde encuentra “perlas preciosas”, gente sencilla y creyente que, sin pretenderlo, comparten la alegría y la esperanza de seguir a Jesús.

Durante esto días, hemos escuchado de sus labios, con un delicado acento francés – Pepe nació en París-, el gusto por Dios, el vivir agradecidas, la pasión por el pueblo, las imágenes motrices (experiencias, y no ideas) de nuestra vida,… y con oídos atentos, sus palabras llenas de sabiduría y nacidas desde dentro, han calado en nuestros corazones.

Pepe es un hombre de Dios, que le encanta la música y caminar bajo las estrellas, tiene alma de poeta, se declara en comunión con el Papa Francisco y es un apasionado de Madeleine Debrêl y Olivier Clement, a quienes tuvo la gracia de conocer en vida, en su París natal. De ella podemos saborear las siguientes líneas de gran actualidad

Muchos contemporáneos nuestros tienen poco espacio y poco tiempo libre. Tener poco espacio es una de las condiciones más tremendas de la pobreza en las zonas industriales. Ser pobre en muchas zonas consiste en trabajar en una tarea que no respeta el tiempo que una vida humana necesita para sí misma. Nuestro tiempo tiene sus propios “respiraderos”: a nosotros nos corresponde descubrirlos y utilizarlos.

Cuando las “zonas industriales” de nuestro interior nos invaden y se apoderan de nosotros la eficacia y la agitación, nos conviene descubrir esos respiraderos de oración, para sanear nuestro corazón y volver a sumergirnos en la cotidianidad. Pepe Rodier ha sido esa bocanada de aire fresco, un hombre sin edad, que transmite la bondad de Dios a través de su sonrisa de niño y su mirada de asombro. ¡¡Gracias, Pepe !!

 

bendición de la mesa en Nochebuena

valla hospedería red

 

Nos ha llegado una sencilla bendición de la mesa, para la cena de Nochebuena,pues no solo celebramos el nacimiento del Hijo de Dios, sino también que va creciendo dentro de nosotros. Así lo expresa Isaac de Estella, un monje cisterciense del s. XII

Que el Hijo de Dios crezca en ti, pues se configura en ti.

Que se haga inmenso en ti, y se convierta en una gran sonrisa y

exultación y gozo perfecto.

 

Bendición de la mesa en Nochebuena

En el centro de la mesa se colocará  una vela apagada

La madre de la casa comienza:

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Esta es la noche en la que los creyentes celebramos el Nacimiento del  Hijo de Dios por mediación  de  la Virgen María. Jesús  nació  en Belén y ese es el motivo de reunirnos esta noche.

El hijo mayor lee:

Había  en la misma  comarca unos pastores que dormían  al raso y  vigilaban,  por turnos, durante la noche, su rebaño. Se les presentó  el ángel  del Señor, y la gloria del Señor los envolvió  en su luz; y se llenaron de temor. El ángel les dijo: “No temáis,  pues os anuncio una gran alegría,  que lo será  para todo el pueblo: os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un salvador,  que es el Cristo y Señor; y esto os servirá  de señal: encontraréis  un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre”. Y de pronto se juntó  con el ángel  una multitud del ejército  celestial, que alababa a Dios””. (Lc 2, 8-14)

Los comensales responden:

Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres.

El padre de la casa lee:

Dios Padre, en esta noche en la que celebramos el nacimiento de tu Hijo, derrama tu bendición  sobre esta comunidad ( o familia), que todos acojamos  en nuestra  vida el regalo de Belén.

Señor bendice estos alimentos con los que celebramos el Misterio de Navidad. Danos el hambre espiritual para buscar saciarnos en Ti.

El hijo pequeño enciende la vela.

La madre de la casa concluye:

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

thomas merton, un escritor “oceánico y omnívoro”

Eurisaces

 

El pasado Martes, 27 de octubre tuvo lugar la presentación del Libro “Ocultarse en una hoguera”, sobre los Diarios del monje-escritor Thomas Merton (1915-1968). En el evento participaron el editor, Javier González Lamelas; el autor, Ramón Cao Martínez y la hna Paula Téllez González, encargada de presentar el texto. El acto se desarrolló en un agradable espacio, mezcla de cafetería y local para eventos culturales, en la ciudad de Orense.

Mientras los asistentes iban ocupando sus sillas, pudieron disfrutar de un montaje visual sobre la vida de Merton, preparado cuidadosamente por Ibán Cao, con jazz y gregoriano de fondo –el monje trapense era un enamorado del jazz-. La presentación de la hermana Paula fue discurriendo en un tono vital y monástico, comparando el texto con un pequeño claustro y sus cuatro alas, que correspondían a las cuatro partes del libro. Después, se entabló un breve diálogo entre los dos “embrujados” por Merton, el profesor y autor, Ramón Cao y la hna Paula, que compartieron su jugosa experiencia y conexión con los textos del trapense y “maestro de la atención”. Se terminó escuchando la voz del propio Merton en la única grabación de vídeo que existe de él, pocas horas antes de morir accidentalmente en Bangkok. A la calidez del ambiente contribuyeron la soprano Ilduara Perianes y el maestro Ángel Losada, al piano, interpretando  a Bach y Schumann.

Un lenguaje fluido, un trato elegante y fino de los textos diarísticos de Merton, la ubicación de los mismos en la vida del cisterciense, hacen que la voz del monje sea escuchada de una forma contextualizada e íntegra y se perciba como verdadera.

Thomas Merton, según lo califica el maestro Ramón Cao fue un lector “oceánico y omnívoro”, pero también un escritor de la misma índole que dice de sí mismo

Por lo que a mí respecta, siempre he deseado escribir acerca de todo. No hablo de escribir un libro que lo abarque todo -tarea por lo demás imposible-, sino de un libro en el que todo tenga cabida. Un libro con algo de todo aquello que surge por sí mismo de todo. Que tenga vida propia. Un libro digno de fe. De hecho, ya no lo considero un “libro”  (Diario, 17 de julio de 1956).

sonrisas y … más sonrisas

 

Claustro Carabanchel

Esta semana hemos compartido, por un lado, música y danza con un grupo de jóvenes muy inquietos, pertenecientes al Camino Juvenil Solidario (CJS),del Movimiento Cultural Cristiano; y por otro lado, hemos participado del silencio y la presencia de otro grupo de jóvenes religiosas Franciscanas, llenas de vida y de sonrisas.

Las hermanas franciscanas, pasaron una semana de retiro y nos hicieron sentir Iglesia católica, en su significado más genuino (católico=universal), pues ellas venían de Mozambique, Benin, Ángola, Venezuela, El Salvador, Chile y Portugal. Ahora están siguiendo un programa muy vital y profundo de formación, de seis meses de duración y ya están en la mitad. ¡Animo, el verano pasa pronto¡ Pero como nos recordaba D. Julio Parrilla Díaz, el obispo de Ríobamba (Ecuador), en las Iª Vísperas del Ápostol Santiago,

en el camino espiritual,quienes seguimos a Jesús, somos testigos del verano, del invierno, del otoño y de la primavera

Franciscanas  julio 2015

Y los chicos y chicas del CJS venidos de toda España y que estaban participando en un campamento circulante por Galicia organizado por el centro de Carabanchel, nos dejaron sus sonrisas y su compromiso social. Cada día iban rellenando un cuadernillo con sus reflexiones sobre lo que habían vivido, una manera muy eficaz de hacer consciente lo que acontece … a ritmo de guitarra y cajón ¡¡.

Carabamchel primer plano

Irene, la armonía de la vida

Irene

 

En el jardín de la hospedería corre una ligera brisa muy agradable, los pájaros cantan y también podemos escuchar la voz de Irene, que ha pasado una semana con sus padres en el monasterio. Es una joven muy inquieta y con profundos interrogantes. Tiene catorce años, vive en Valladolid y le encanta la música.

“¿Qué es ser monja? ¿Quién es Dios para ti? ¿Por qué el papel de la mujer no está reconocido en la Iglesia cuando en el ámbito civil, al menos en nuestro país, se han ido dando pasos?” Estas son algunas de sus preguntas a las que no fue fácil responder y ella exclamaba: “pero… eso es un poco complicado ¿no?”, cuando la respuesta no le convencía. Y es que como dice J. Finley

el lenguaje religioso tal vez no sea lógico, pero es siempre simbólico(…)las palabras no son portadoras de información, sino que nos abren a la comunión con Dios.

Irene –quizás sin darse cuenta-,captó ese lenguaje metafórico y se abrió a la comunión, encontrando sus propias respuestas:

Dios es como tu conciencia.

Dios es la motivación de cada día.

Cuando llegó pensó que iba a aburrirse, pero no ha sido así. Ha podido disfrutar de la playa, de sus lecturas y también de las melodías en la liturgia.

¡Gracias, Irene, por tu sonrisa y tu mirada llena de luz¡ Y a seguir cultivando esa búsqueda profunda en tu interior que es la armonía de la vida.

La música: el lenguaje universal de Dios

musical 33

 

 Hoy os traemos la Buena Noticia hecha música por Toño Casado, sacerdote, autor de “33 EL MUSICAL”. La historia de Jesús cien veces contada, pero que sabe a nueva y actual. Un proyecto de evangelización para dar a conocer el mensaje de Jesús. Un impresionante torrente de música y Evangelio que fluye para todos: cristianos, ateos, jóvenes, ancianos. Un mensaje de alegría y esperanza. Un mensaje de valentía y salvación. Tanto la música como la letra cuentan con ciertos toques de humor e ironía, denuncia y anuncio. Un mensaje que con sus temas nos hacen ver la llamada de angustia e indignación de los pobres de la tierra que lloran y rasgan sus voces; la denuncia de la falsa religión o clericlalismo. Su programa de vida en “Nacer de nuevo” nos enseña que “la única religión, el único camino, su único mandato será el amor”. Y su madre nos recuerda…

QUE LA GENTE SE QUIERA QUE HAYA MÚSICA Y BESOS,

NACERÁN PRIMAVERAS DONDE MATA EL INVIERNO,

QUE HAYA RISAS Y NIÑOS QUE NO PIERDAN LOS SUEÑOS”,

ESO DECÍA MI HIJO, JESÚS EL NAZARENO…

 

Todo ello hace despertar una mezcla de emociones, sentimientos, pasión, amor y, nos invita a mirarnos, a vivirnos junto a Jesús.

 

 

 

 

 

Pero,…no me robaron la música

maceta cocina

En el marco de la alegría pascual nos llega la historia de “El arpa del maestro Figueredo” del escritor uruguayo Eduardo Galeano, recientemente fallecido, que dice así

No había fiesta en el llano ni baile joropo sin el arpa mágica del maestro Figueredo.

Sus dedos acariciaban las cuerdas y se prendía la alegría y brotaba incontenible el ancho río de su risa prodigiosa.

Se la pasaba de pueblo en pueblo, anunciando y posibilitando la fiesta. El, sus mulas y su arpa, por los infinitos caminos del llano.

Una noche, tenía que cruzar un morichal espeso y allí lo esperaban los bandidos. Lo asaltaron, lo golpearon salvajemente hasta dejarlo por muerto y se llevaron las mulas y el arpa.

A la mañana siguiente, pasaron por allí unos arrieros y encontraron al maestro Figueredo cubierto de moratones y de sangre. Estaba vivo, pero en muy mal estado.

Casi no podía hablar. Hizo un increíble esfuerzo y llegó a balbucear con unos labios entumecidos e hinchados: “Me robaron las mulas”. Volvió a hundirse en un silencio que dolía y, tras una larga pausa, logró empujar hacia sus labios destrozados una nueva queja: “Me robaron el arpa”. Al rato, y cuando parecía que no iba a decir nada más, empezó a reír. Era una risa profunda y fresca que, inexplicablemente salía de ese rostro desollado.

Y en medio de la risa, el maestro Figueredo logró decir: ¡Pero no me robaron la música!”.

Haz un segundo de silencio y podrás escuchar la música dentro de ti.

La alegría es decir sí, allí donde, sin embargo, hay tantas cosas reprobables ( J.B. Metz)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies