Comienza el Adviento y nosotros con él

salon

Por fin el pasado sábado celebramos en Armenteira el esperado retiro de Adviento. El día anterior con la inestimable ayuda de Mari Paz, limpiamos y pusimos en orden la sala en una disposición un tanto sui generis que sorprendió a los asistentes. Como todos venimos con el ajetreo incorporado de nuestra vida cotidiana, nada mejor que comenzar con una meditación silenciosa intercalando paseos meditativos en silencio (de ahí los dos pasillos). Se creó un buen clima para poder acoger mejor las pistas para el día.

bienvenida

Hablamos del Adviento como espacio litúrgico y recorrimos las tres venidas de la mano de la hermana Paula. Ella también puso el acento en las tres figuras principales del Adviento: el profeta Isaías, Juan Bautista y la Vírgen María. La hermana Leire introdujo el ejercicio de lectio divina sobre los textos bíblicos correspondientes al primer domingo de Adviento. La receptividad de los participantes salta a la vista.

adviento03

Dejamos un espacio de una hora y cuarto para que todos los asistentes pudieran tomar contacto con los textos sugeridos y dialogaran con ellos, dejando que la Palabra resonara en su interior.

adviento04

Después de la hora de Sexta que compartieron con nosotras en la capilla, nos dispusimos a sacar el bocadillo bajo el ténue sol del otoño. Bien abrigados y con la asistencia de un caldo muy rico (y muy caliente) optamos por comer en los porches de hospedería. A todos nos agradó el ambiente de pic-nic y distensión ¡aunque hiciera frío!

adviento06

Este momento sirvió para conocernos un poco mejor y poner el contrapunto al rato largo de silencio que habíamos mantenido antes.

adviento07

Pues si la lectio es alimento, también nos sacia la buena compañía.

adviento09

Brillaron algunas señales luminosas. Una de ellas es que necesitamos sentir que no estamos solos albergando una esperanza. Un sencillo retiro en un monasterio nos permite reconocer que formamos parte de una comunidad de creyentes. De personas que se comprometen con la vida; esa vida que necesita ser acogida, comprendida, curada y también celebrada!

adviento11

Compartir lo que somos pero también lo que soñamos amplía el horizonte de nuestra, en ocasiones, estrecha mirada. Otras veces nos incentiva a probar algo nuevo, como es el caso de este pan de maíz y centeno que nos trajeron Mario y Emilia desde Portugal (qué rico) pero también en un sentido más interior, cuando reconocemos que estamos repitiendo los patrones de siempre y necesitamos ¡innovar urgentemente!

adviento10

Por la tarde comenzamos con una danza de bendición. Algo muy sencillo y apto para todos los públicos. A veces no somos conscientes de todos los pequeños o grandes momentos que son puertas abiertas a la felicidad. Y las franqueamos sin enterarnos, sin besar esos gestos humanos que calientan el corazón y la vida.

adviento 12

Si el Adviento es una espera es porque la realidad no puede ser desvelada de sopetón. Requiere una actitud vigilante y orante. Es la sabiduría la que nos susurra que sin amor a nuestra realidad, a los que nos rodean, a nosotros mismos…no es posible encontrar nada nuevo bajo el sol. No es posible el asombro ante ese Jesús que juega al escondite oculto tras los acontecimientos perfectamente ordinarios y cotidianos.

adviento 14

Dar gracias a Dios parece un sinsentido cuando no nos encontramos bien, cuando la vida muestra su cara más adversa pero hay algo profundamente revelador en esta actitud. Somos algo más que nuestras circunstancias. Algo más que nuestras limitaciones. Descubrir algo así, ¡nos llena de gratitud!

adviento 15-B

Terminamos la tarde reunidos en pequeños grupos, compartiendo los “efectos” de la lectio en nuestro interior, intercambiando anhelos y apoyándonos en las palabras auténticas que salían de la boca de muchos. Escuchar es, de hecho, una de las más bellas manera de esperar. Y tras una despedida, nuevamente en forma de danza, en esa espera permanecemos. Porque sabemos que la vida, Dios mismo, no puede sino darnos su amor. Eso lo dijo Isaac el Sirio hace muchos años pero sigue siendo de una refrescante novedad.

adviento 17

Retiro de Adviento

Adviento2

Esta bella imagen modernista de la Virgen María pintada por Joseph Stella en 1926 nos encuadra perfectamente el anuncio del retiro de oración en torno al Adviento que, como muchos ya sabéis, celebraremos aquí el próximo 30 de noviembre (sábado) según el siguiente esquema:

Programa:

10,15 h.- Llegada y bienvenida para empezar a las 10,30 h
10,30 h.- Meditación silenciosa con caminar meditativo (importante: traer calcetines)
11,30 h.- Comentario del evangelio del I Domingo de Adviento
12,00 h.- Tiempo personal
13,15 h.- Sexta
13,30 h.- Comida
15,30 h.- Nona
15,45 h.- Danza contemplativa
16,15 h.- Breve reseña sobre las figuras bíblicas del Adviento
16,45 h.- Descanso
17,00 h.- Resonancias del día
18,30 h.- Fin
19,00 h.- Vísperas (opcional)

Como en la anterior convocatoria, la idea es que cada cual se traiga un bocadillo de casa facilitando así un abaratamiento de gastos. La contribución que os pedimos es de 5€ por persona para cubrir el mantenimiento del espacio.

Podéis invitar a todos lo que creáis puedan estar necesitados de un espacio de oración e interioridad…el Adviento es ese flujo de esperanza que todos deseamos alimentar…

Ah…podéis apuntaros a través del blog, dejando vuestro comentario, o escribiendo a hospederia@monasteriodearmenteira.org.

¡Os esperamos!

La contemplación de Rubén

La revista Irimia de “crentes galegos” ha publicado un pequeño artículo de Rubén Aramburu en torno al Foro de Encrucillada que se celebrará este sábado en Santiago bajo la temática “A cuestión de Deus”. Reproducimos íntegramente el artículo en galego porque no nos podemos permitir perder la sonoridad de esta bella lengua y el cariño con que está escrito este testimonio. Graciñas Rubén!

Hermana Angeles

“Baixei procurando silencios  á capela do Mosteiro de Armenteira. Non caín na conta de primeiras, pero aló nun recuncho atopábase a irmá Ángeles, que anda nos 93 anos. Entrou no mosteiro sendo nena, con 14 anos; case 80 anos de vida monástica! Consumido o corpo polos anos, caitiviña, aínda presta servizo á comunidade cosendo e remendando pezas que lle traen as outras monxas.

De pé, apoiada no respaldo dunha cadeira, permaneceu media hora sen moverse. A miña oracion foi contemplar aquela muller feita ela mesma oración viva, tanto que forma parte da capela, como as iconas na parede, como a ara espida do altar cisterciense. Sempre é un gozo vir a Armenteira, cando o bosque viste a cugula parda do outono e esparexe follas e froitos, convidando a un longo retiro.

Logo cumplirán 25 anos estas monxas do cenobio do Salnés. Chegaron de lonxe, do mosteiro navarro de Alloz, e nunhas condicións ben duras: sen celas, sen baños, sen cociña…Velaí outro milagre de San Ero. Milagre é tamén a sensibilidade que amosan pola nosa lingua. Sempre algún canto, algunha oración, e a misa celebrada en galego, sendo a maioría de fóra do país. Dan exemplo a moitas parroquias e cregos. Gustoume a reflexión de Xabier, un mozo ateo militante, despois do rezo das completas: que igrexa tan femenina!

Encrucillada non deixa de ser sempre milagre, xunto con Irimia. Velaí de novo o foro de amigos, o XXVIII: “A cuestión de Deus” o sábado 26 de outubro en Compostela. Non falledes. Haí conferencias, coloquios, meditacions. Se puidese, levaba a irmá Ángeles de Armenteira, e sentába nunha cadeira, en silencio, co seu rostro sempre sorrindo: que mellor conferencia sobre Deus? Supoño que nos había querer, daríalle reparo que a mirase tanta xente”.

XXVIII Foro Encrucillada programa 45

Graham también estuvo allí

 

oseira2

Durante los días 2 y 3 de octubre se reunió en el Monasterio de Oseira la Comisión de Liturgia de la Orden del Císter conformada por monjes y monjas de los Monasterios de San Pedro de Cardeña, San Clemente de Sevilla, San Miguel de las Dueñas, Tulebras, Oseira y Armenteira.

Estar en Oseira es siempre un placer…un impactante y profundo placer para la vista que casi no alcance a recorrer las moles de piedra de El Escorial gallego.

La comunidad, pequeña y acogedora, nos recibió a todos y nos cautivó con su sencillo pero hondo rezo en el coro.

La Salve a las 21:30 de la noche, con todas las luces de la Iglesia apagadas nos llenó de una paz que…cuando vienes del ajetreo de la vida cotidiana (sí, incluso aunque tu vida se desarrolle en un monasterio)..se agradece, se valora y sirve de recordatorio: volver a la quietud.

 

Pero no somos los únicos ni los primeros en saber valorar lo que Oseira representa y la huella que deja en sus visitantes. El escritor británico Graham Greene, autor de “El tercer hombre“, exclamó estando en Oseira: “Que callen las campanas, que suene el silencio”. De sus paseos por el Monasterio dio vida a una obra inspirada en su amigo, el párroco Leopoldo Durán, llamada “Monseñor Quijote”.

oseira1

De aquellas memorables temporadas que el ilustre escritor pasó en Oseira quedan recuerdos y espacios…como una sala que lleva su nombre y su foto. Allí nos reunimos la Comisión de Liturgia…y disfrutamos de una inspiración muy singular. Fruto de ella os lanzamos esta propuesta: que los monjes y monjas de la Orden con alma poética, nos hagáis llegar vuestros escritos para poder valorarlos y musicalizarlos como himnos o antífonas. Hablamos de muchas más cosas…pero…Graham auspició fundamentalmente esta iniciativa. Cada cual, ya se sabe…

oseira4

La profesión de Carlos María

 

Ritual

El sábado 21 de septiembre, fiesta de San Mateo, se celebró en el Monasterio de Sobrado dos Monxes, la profesión solemne del hermano portugués Carlos María. La celebración tuvo el acierto de incluir moniciones a los distintos ritos en portugués, por lo que los numerosos invitados, entre amigos y familia, venidos de fuera, pudieron integrarse y saborear de mejor modo, todo el ritual de profesión.

El canto: “Acógeme Señor según tu promesa y viviré, que no quede yo nunca defraudado” del Salmo 118 es uno de los momentos más bellos de la ceremonia. El monje, en su confianza y vulnerabilidad, se abre a la acogida siempre dispuesta de Dios.

acogeme

También el Prior recibe a este hermano en la comunidad con el signo de un abrazo. Antes, el hermano Carlos María ha solicitado la misericordia, la compasión de todos los hermanos.

acogida

El hermano Carlos María se arrodilla frente a cada uno de sus hermanos y ellos, a su vez, le ayudan a levantarse del suelo. Es un gesto que encierra un significado poderoso. La comunidad acoge y eleva. Pues el monje, como dice el conocido apotegma, es aquel que se cae y se levanta, se cae y se levanta…

acogida hermanos

Otro momento relevante del ritual es la promesa de los tres votos monásticos cistercienses: obediencia, estabilidad y conversatio morum. Obediencia al prior de la comunidad, estabilidad en el lugar, en el monasterio y comunidad concretas que le han acogido y conversión de costumbres o aspiración a una transformación interior que se plasme en lo exterior.

cedula

La postración del monje no es signo de humillación (sometimiento o sumisión) sino de humilde aceptación de la voluntad de Dios en sí mismo. Una voluntad que es el florecimiento del Ser profundo de la persona, de su verdadero rostro.

postracion

El monje ya está preparado para entrar de lleno en la comunidad. Para llamarse propiamente monje, vistiendo el verdadero hábito, la cogulla monástica que llevará durante el oficio divino, los siete momentos litúrgicos de alabanza.

cogulla

De nuevo, reincorporado en su sitio del coro, Carlos María, vistiendo la cogulla, sonríe sereno y satisfecho.

soymonje

Tuvimos la suerte te contar con la presencia de Carlos María en Armenteira días antes de su profesión solemne. Eso nos permitió disfrutar doblemente de la ceremonia y reconocer la mucha luz que irradia entonces y ahora.

Luz

Repetiremos el año que viene

 

Un día más hemos recibido a las personas que se han acercado al Monasterio para conocer la Muestra de Productos Monásticos. El domingo parece que se presta más para este tipo de actividades o eso nos ha parecido esta mañana.

 

mogolon2

Después de seleccionar los productos en un listado, los clientes pasan por esta singular caja (el datáfono, desconocido hasta ahora en el recinto del Monasterio, ha resultado de gran ayuda).

cobro2

Con la hoja de compra firmada, toca buscar los productos en el almacén.

almacen2

Las labores de almacenaje las realizan nuestros más aventajados colaboradores.

todosempaquetan2

Os damos las gracias a todos los que habéis asistido a la Muestra y a todos y todas (grandes y pequeños) que habéis contribuido para hacerla posible.

Primeras impresiones

 

Desde primeras horas de la mañana, el claustro de Armenteira se encontraba abierto para dar la bienvenida a los asistentes más madrugadores a la I Muestra de Productos Monásticos.

 

 

cartel2

El día amaneció soleado y caluroso, para regocijo de los muchos turistas que pasan sus vacaciones en las Rías Bajas y que no siempre tienen garantizado el buen tiempo. Las primeras en asomarse a la Muestra fueron las familias con niños que prefirieron visitarnos antes de ir a la playa.

gente2

En verano el tiempo cunde mucho y los planes se combinan con enorme facilidad.

familias

Como siempre, nuestros jabones causaron sensación en los compradores más exigentes.

nina2

Hoy continuaremos todo el día con las puertas abiertas…gracias a la colaboración de sonrientes (y eficientes) voluntarias.

Rosa

 

 

Arrancando motores

Escalera

La popularmente conocida como escalera grande del Monasterio será el espacio escogido para albergar la I Muestra de Productos Monásticos de Armenteira.

Hemos preparado el acontecimiento con ilusión y cada miembro de la comunidad ha hecho su contribución. Como es habitual en las comunidades cistercienses, las hermanas mayores ( y esto puede significar hablar de mujeres de más de noventa años) trabajan aportando valor, en la medida de sus posibilidades. Hoy, además esperamos la llegada de nuestros inestimables voluntarios…!.   …………………………………………………………………………………………………….

Los productos escogidos son todos de alta calidad y esperamos con el tiempo ir ampliando el portafolio apostando porque más comunidades monásticas se unan a la iniciativa.

Mostrador

Los ojos de buey de los muros de este Monasterio no será la última Muestra que vean (esperamos!).

Ojosbuey

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies