La profesión de Carlos María

 

Ritual

El sábado 21 de septiembre, fiesta de San Mateo, se celebró en el Monasterio de Sobrado dos Monxes, la profesión solemne del hermano portugués Carlos María. La celebración tuvo el acierto de incluir moniciones a los distintos ritos en portugués, por lo que los numerosos invitados, entre amigos y familia, venidos de fuera, pudieron integrarse y saborear de mejor modo, todo el ritual de profesión.

El canto: “Acógeme Señor según tu promesa y viviré, que no quede yo nunca defraudado” del Salmo 118 es uno de los momentos más bellos de la ceremonia. El monje, en su confianza y vulnerabilidad, se abre a la acogida siempre dispuesta de Dios.

acogeme

También el Prior recibe a este hermano en la comunidad con el signo de un abrazo. Antes, el hermano Carlos María ha solicitado la misericordia, la compasión de todos los hermanos.

acogida

El hermano Carlos María se arrodilla frente a cada uno de sus hermanos y ellos, a su vez, le ayudan a levantarse del suelo. Es un gesto que encierra un significado poderoso. La comunidad acoge y eleva. Pues el monje, como dice el conocido apotegma, es aquel que se cae y se levanta, se cae y se levanta…

acogida hermanos

Otro momento relevante del ritual es la promesa de los tres votos monásticos cistercienses: obediencia, estabilidad y conversatio morum. Obediencia al prior de la comunidad, estabilidad en el lugar, en el monasterio y comunidad concretas que le han acogido y conversión de costumbres o aspiración a una transformación interior que se plasme en lo exterior.

cedula

La postración del monje no es signo de humillación (sometimiento o sumisión) sino de humilde aceptación de la voluntad de Dios en sí mismo. Una voluntad que es el florecimiento del Ser profundo de la persona, de su verdadero rostro.

postracion

El monje ya está preparado para entrar de lleno en la comunidad. Para llamarse propiamente monje, vistiendo el verdadero hábito, la cogulla monástica que llevará durante el oficio divino, los siete momentos litúrgicos de alabanza.

cogulla

De nuevo, reincorporado en su sitio del coro, Carlos María, vistiendo la cogulla, sonríe sereno y satisfecho.

soymonje

Tuvimos la suerte te contar con la presencia de Carlos María en Armenteira días antes de su profesión solemne. Eso nos permitió disfrutar doblemente de la ceremonia y reconocer la mucha luz que irradia entonces y ahora.

Luz
  • responder Teresa Paula Henriques Lourenço ,

    E já lá vão 4 anos.
    Parabéns!

    Dejar un comentario

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies