Un consejo cosmético…natural

 

milenrama2

La milenrama, esa planta que habrás visto muchas veces en prados y al borde de caminos y arroyos, es un excelente tónico facial. Una simple infusión de las flores de la milenrama puede aportar limpieza y elasticidad a tu piel. Una vez realizada la infusión, filtra el líquido con un paño de muselina o un papel fino y mételo en la nevera. Después de aplicar el tónico, lávate la cara con agua tibia.

Este tónico casero es apto para todo tipo de pieles aunque debido a su acción sudorífera, será más beneficioso en pieles secas.

Hildegarda y el verano

Hildegarda2

Os recomendamos un estupendo libro para leer a la sombra de una encina (si se presta el paisaje). Aunque se trata de una novela histórica, las palabras que salen de la pluma de Lucia Tancredi, bien podrían atribuirse a la misma Hildegarda. Pone en boca de la monja expresiones como: “la esencia misma de la vida es burbujeo, metamorfosis, creación inagotable” o “en todas partes hay verdor, por eso no encanece el mundo”. Su discípula (personaje de ficción) dirá de Hildegarda: “nos enseñó a no temblar y a amar la oscuridad como si fuese la otra cara de la luz”.

Y también…un consejo, ideal para los días de verano: “caminar adhiriéndose a la tierra, la planta amplia y blanda, los dedos estirados sin espasmos; concentrándose en los pies”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies