pentecostés, dóciles al soplo del Espíritu

 

Hay encuentros que alegran el cuerpo. Hoy nos lo relata el evangelista Lucas, en la fiesta de la Visitación de la Virgen María (Lc 1, 39-56), cuando María y su prima Isabel comparten un espacio y un tiempo entrañables. Eternidad. Después de que su carne se estremece, se hacen dóciles al soplo del Espíritu y brota en ambas la bendición.

Para celebrar ese Espíritu Santo, tan femenino –ruah en hebreo-, os invitamos a participar en la Vigilia de Pentecostés que tendrá lugar el próximo Sábado, día 3 de Junio, a las 19,00h de la tarde. Comenzaremos con la oración de Vísperas y el rito del fuego para simbolizar ese vibrar de Dios dentro de cada una de nosotras; leeremos los pasajes de la Escritura de esa noche del Espíritu, para terminar en la mesa de la misa y en la mesa de la hospedería, compartiendo fraternidad.

Podéis traer algo para comer o beber en el “piscolabis” y vuestra mejor sonrisa, como nuestras amigas y amigo de la foto. ¡Os esperamos¡

CELEBRACIÓN DE PENTECOSTÉS: SÁBADO 3 DE JUNIO A LAS 19,00 H

¡¡ a toda pastilla !!

 

A poco tiempo del verano nos encontramos a toda pastilla –nunca mejor dicho-, haciendo pastillas de jabón, bálsamos, crema,…. y demás cosméticos para tener la tienda bien surtida en la temporada veraniega. También  estos días son propicios para excursiones de colegios, asociaciones y visitas al monasterio, sin olvidarnos de la afluencia, siempre refrescante y cosmopolita de peregrinos que recorren la variante espiritual del Camino de Santiago. Así que nos vienen muy bien las sabias palabras del Doctor Zhivago

 

¡Qué felicidad trabajar para uno mismo y para la familia desde la mañana a la noche, construirse una casa, cultivar la tierra para alimentarnos, hacernos nuestro propio mundo, como Robison, imitando al Creador en la creación del universo, renovarnos, renacer continuamente, imitando a la madre que nos dio a luz!

¡Cuántos pensamientos atraviesan la mente, cuántas cosas nuevas se piensan, cuando las manos se ocupan en un trabajo material, físico, en un trabajo rudo, cuando se nos proponen tareas razonables, realizables con las manos, y nos compensan con la alegría del éxito, cuando durante seis horas seguidas se desbasta con el hacha un tronco o se cava la tierra bajo el cielo desnudo que nos quema con su aliento sereno¡

(…)Anacoreta de la ciudad que fustigas la imaginación y los cansados nervios con un café fuerte o con el tabaco, desconoces el excitante más eficaz que consiste en la necesidad real y en la buena salud.

 

También es igualmente excitante hacer  el Camino de Santiago desde la interioridad y la contemplación de la Naturaleza.

¡Anímate este verano!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies