fascinados por el rostro de Cristo

 

Hoy en la Abadía de  San Isidro de Dueñas (Palencia), están de doble celebración, pues es la ordenación sacerdotal de su actual superior, Dom Jose Antonio Gimeno Capín,coincidiendo con la  conmemoración de San Rafael Arnáiz (1911-1938),  joven monje del siglo pasado, que entró en este monasterio y murió a la edad de veintisiete años a causa de una diabetes sacarina. Rafael estudiaba arquitectura en Madrid, cuando decidió dejarlo todo y entrar en su amada Trapa. Su alma de artista – escritor, poeta, dibujante-, se enamoró del estilo de vida cisterciense, pero no fue un romántico del monacato, pues desde sus comienzos en el noviciado, tuvo que asimilar cierta rusticitate – él que provenía de una familia acomodada-, que relata con humor

Hoy hemos ido a atar gavillas de trigo. Hacía bastante calor, y el lugar del trabajo  se halla a un par de kilómetros del monasterio. ¡Una cosa es comer pan…, y otra andar entre los trigos en el mes de Agosto! Son tan gruesos nuestros hábitos… Con un pantalón blanco y una camisa, quizás se estaría bien…, claro que a la sombra y tomando refrescos.

Esto del “sol”, de “las doradas mieses”, del “humilde segador”, es muy bonito para que haga versos Gabriel y Galán, y leerlos luego a la tupida sombra de un chopo. ¡Caramba, caramba con las “doradas mieses”!

En fin, menos mal que todo esto del trigo y de las gavillas es una cosa muy bíblica, y es un consuelo. (Día 3 de Agosto de 1936)

No podemos por menos que acordarnos de otro joven benedictino portugués, Daniel Faria (1971-1999), que también falleció a los veintiocho años en el monasterio de Singeverga (Portugal) y que es una de las voces más profundas y bellas de la poesía portuguesa actual. Así se dibuja, él mismo – no con el pincel, sino con la escritura-, en Autorretrato del joven artista

Es un rostro apareciendo, porque es el retrato de un rostro que se esfuerza por dibujarse a semejanza de otro rostro, el rostro del Resucitado, la palabra que entregó la vida y que, abierta, es la única fuente de la vida y la vida misma. El retrato, por eso, es un rostro con los ojos, los labios, el pensamiento, todo él en busca del silencio resucitado, como Sábado Santo esperando en su corazón, en su garganta, en sus manos, cada soplo del barro, el cántico nuevo y necesariamente, pascual.

¡Felicidades Jose Antonio!

cristo ha resucitado, resplandezcamos de alegría

 

No se trata de un jardín japonés, sino del cerezo que ilumina el pequeño huerto de la hospedería que con sus flores blancas hace brotar  la alegría de la Pascua.

En la liturgia bizantina, Olivier Clément nos comparte este texto pascual

¡Día de la Resurrección! Resplandezcamos de alegría y abracémonos unos a otros. Llamemos hermanos incluso a quienes nos odian.

Y  también los versos de Simeón el Nuevo Teólogo, monje hesicasta del siglo X,  que en la mística más profunda escribió en uno de sus himnos

Sé que no moriré

pues estoy dentro de la vida

y tengo toda la vida

que brota dentro de mí.

¡CRISTO HA RESUCITADO!

¡EN VERDAD, HA RESUCITADO!

triduo pascual: primera luna llena de primavera

 

Todos los cristianos sabemos que en la fiesta de la Pascua, la fiesta más grande del calendario litúrgico de la Iglesia, celebramos la muerte y resurrección de Jesús. Sin embargo, la Pascua cristiana, tiene como base la Pascua judía y ésta, a su vez, hunde sus raíces en una fiesta de origen ancestral unida a la Naturaleza. Por tanto, son tres los niveles que aquí se encuentran, cada uno de los cuales engloba al anterior y lo enriquece con un significado y contenido más profundo.

Los pueblos primitivos, después de sobrevivir al crudo invierno, celebraban la llegada de la primavera, habían pasado un año más y era de agradecer a los dioses, la supervivencia –a un nivel biológico-, lo más básico de la persona, común a plantas y animales. Pero tiempo más tarde, cuando el pueblo de Israel se vio liberado de la esclavitud de Egipto, por la acción de Yavéh (Ex 3, 7s; 12, 31-32), en una noche de luna llena que iluminaría los pasos de los israelitas en su salida de Egipto, la fiesta de la primavera se convirtió en la fiesta de la libertad; a celebrar en la primera luna llena de primavera. Ya tenemos un nivel más profundo, celebramos el vivir como personas, dotadas de libertad, que nos diferencia del resto de los seres vivientes.

Y en un tercer estrato, con el paso de Jesucristo de la muerte a la vida, en la Pascua cristiana, celebramos que nuestra condición humana, está a la vez unida a lo divino. Estamos llamadas a no permanecer  en la muerte –en el ego, en el pecado-, sino a declinar hacia la vida y la reconciliación; a descubrir las semillas de contemplación que todas llevamos dentro.

Los inviernos en Rusia son extremadamente duros y allí la primavera es esperada como la libertad, figura de la Resurrección de Jesucristo. Así lo relata poéticamente, Boris Pasternak, en su magnífica novela, Doctor Zhivago (cuyo nombre,en ruso, tiene la misma raíz que “vida”), en un poema sobre la Semana Santa que pone en el alma del protagonista

Y cuando llegue la medianoche

todas las criaturas y toda la carne quedarán silenciosas

al escuchar el rumor de la Primavera

de que, cuando mejore el tiempo,

la misma Muerte será vencida

por el poder de la Resurrección.

 

HORARIOS OFICIOS SEMANA SANTA

Jueves Santo (13de Abril): Cena del Señor a las 18,15 h

Viernes Santo (14de Abril): Adoración de la Cruz a las 17,00h

Sábado Santo (15 de Abril): Vigilia Pascual a las 22,00h

Domingo de Resurrección (16 de Abril): Eucaristía a las 11,00h

 

semana de pasión

 

Entrando ya en la Semana de Pasión que precede a la Semana Santa, nos llega un cuento de los indios de América, donde el Sol bien podría ser Cristo, en su abajamiento o Kénosis, para después resucitar y resucitarnos con Él.

El sol enamorado de  la hija de un jefe que ha rechazado a todos los pretendientes, desciende a la tierra como un muchacho enfermo, casi ciego, de sórdida pobreza. Le acompaña una estrella que se encarna como una miserable vieja, abuela del muchacho. El jefe propone unas difíciles pruebas para quienes aspiran a la mano de su hija; el miserable muchacho, aunque enfermo y acostado en su colchón, es contra toda previsión el único en superarlas. La hija del jefe va a casa como esposa, a pesar de su repugnancia, por fidelidad a la palabra de su padre. El desdichado muchacho se transforma en un príncipe maravilloso y transforma a su esposa haciendo de oro sus cabellos y vestiduras.

En otro cuento una calabaza se transforma en carroza, pero en nuestra huerta ecológica las calabazas que cultiva con tanto cariño la hermana Evarista se convierten en un exquisito cabello de ángel. Comenzaremos saboreando la Semana Santa, el próximo Domingo, 9 de Abril, que será el Domingo de Ramos, y celebraremos la eucaristía a las 11,00 h con la procesión de los ramos por el claustro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies